Opiniones Últimas Noticias

La 4T: Gobierno humanista, sensible y solidario

Por Rosa Ma. Rodríguez Durán

Durante la primera campaña que Andrés Manuel López Obrador contendió por la Presidencia de México, desde 2006, en sus discursos se hacía alusión a la desigualdad, la injusticia y a nuestro “Derecho a la felicidad”, un concepto tan bello y tan amplio.

Por aquellos tiempos en la escuela de Derecho, en la que estudiaba la licenciatura, lo más que llegué a  comprender respecto a Derechos Sociales de tercer generación fue a identificarlos: la paz, el desarrollo y medio ambiente limpio. Esta categoría defiende el valor de la solidaridad, a la pregunta de ¿si el Derecho a la felicidad corresponde a esta categoría? mi maestro respondía que no, que el debate era profundo y no se tenía claridad al respecto, sin embargo, sí había consenso respecto a que el valor que defiende esta tercer generación es el Derecho a la solidaridad.

¿Por qué recordar todo esto? bueno porque a los servidores públicos de la 4T, se nos enfatiza mucho este concepto junto con el humanismo. Tal vez para muchas personas suena intangible, pero quiero hacer referencia a un claro ejemplo de la solidaridad, humanismo y sensibilidad del gobierno del Lic. Andrés Manuel López Obrador.

Durante la Pandemia por COVID 19 desafortunadamente han muerto un número considerable de compatriotas en el extranjero, desde que tengo uso de razón, nunca supimos de una inversión para repatriar los cuerpos o cenizas de nuestros connacionales que fallecieran lejos de la patria y miles de familias viven con la eterna incertidumbre del destino que tuvieron sus seres queridos, esos  que nunca más  se comunicaron o volvieron.

¿Cuándo antes se utilizó un avión del Ejército Nacional para regresar a 250 hermanos y hermanas a su patria? ¿Cuándo antes un gobierno se preocupó para que las familias recuperaran, aunque sea las cenizas de sus seres queridos y terminar con su incertidumbre y ayudarles con ello a sobrellevar sus duelos?

Aunque es un proceso doloroso, se ayuda a cerrar duelos, las familias pueden colocar una cruz o la urna con cenizas en un lugar especial, para llorar y poco a poco sanar el alma.

Es la primera vez que tenemos un gobierno humano, sensible y solidario que invierte recursos en ayudar a sanar el dolor espiritual, tal vez para algunas personas estas acciones no tienen sentido, o sacan costos y piensan que es dinero mal utilizado; sin embargo, para muchas familias es algo invaluable, porque va de la mano con reducir el dolor, lograr cierta tranquilidad y al final la paz.

La empatía es el sentimiento que nos permite entender y valorar estas acciones de gobierno, si no es que el dolor y pérdidas que el COVID 19 nos va dejando por todo el mundo.

 

También te puede interesar

Leer más