Ciudad de México, 18 de noviembre 2020 (Tomado de Regeneración).- El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que la Fiscalía General de la República (FGR) determinará en qué calidad llega a México el general Salvador Cienfuegos, ex secretario de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, y quien se encontraba detenido en Estados Unidos y será liberado.

“¿Qué va a suceder en el caso de que venga el general Cienfuegos? Eso lo va a determinar la fiscalía. En calidad de qué viene; si va a ser detenido, si va a ser dejado en libertad, si va a estar sujeto a proceso”, indicó.

Así lo explicó el mandatario en conferencia matutina de este miércoles, acompañado del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard.

Cabe señalar que Ebrard mencionó, posteriormente, que en primer lugar la FGR recibirá a Cienfuegos como un ciudadano en libertad. “A partir de ahí, tomará las decisiones jurídicas que procedan”, como informó el presidente.

El mandatario aclaró que no habrá impunidad en ningún caso y, al mismo tiempo, su administración no permitirá que se fabriquen delitos.

“Se inicia una investigación”, manifestó, a partir de la información que Estados Unidos envió a la SRE. Dicha información la entregarán posteriormente a la FGR “y la fiscalía abre una investigación con estos elementos”, puntualizó.

Quisimos informar y transparentar la información para evitar conjeturas, expresó López Obrador. Reafirmó que la FGR llevará todo el proceso, “nosotros no podremos estar hablando de lo que no nos corresponde”.

SRE intervino diplomáticamente para cuidar acuerdo de colaboración

El presidente destacó que la SRE intervino diplomáticamente para expresar la inconformidad de México, ante una acción de Estados Unidos, sin el conocimiento del país. Lo anterior, porque existe un acuerdo de colaboración suscrito entre los dos países en materia de seguridad.

El canciller Ebrard dijo también sobre esto que el hecho fue un éxito rotundo de intervención diplomática para cuidar dicha colaboración.

Refrendó el presidente que por parte del gobierno de Estados Unidos hay confianza en el Gobierno de México y viceversa.

López Obrador reiteró también que la conducta de un oficial, por importante que sea, no puede manchar a toda una institución como las Fuerzas Armadas:

“Aquí además está de por medio el prestigio de una institución fundamental para el Estado mexicano, que es la Secretaría de Defensa, las Fuerzas Armadas. No es cualquier cosa, no podemos nosotros permitir, sin elementos, que se socaven nuestras instituciones fundamentales. Además México es un país, que no se olvide, soberano; eso se ha entendido en Estados Unidos como también la fiscalía en México”.

López Obrador comunicó que “queremos que quede completamente claro, qué es lo que sucedió y cuál es la posición del gobierno mexicano en el caso del general Cienfuegos”.

“Todavía no concluye este trámite, hay que esperar a que la jueza resuelva sobre la petición de Estados Unidos en conjunto con la Fiscalía de México”, agregó.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, relató la secuencia del caso del general Cienfuegos y destacó el comunicado conjunto del 17 de noviembre de los fiscales de Estados Unidos y México.

Comunicación entre México y EU

Ebrard recordó que Cienfuegos fue detenido en el aeropuerto de Los Ángeles el pasado 15 de octubre y dijo que desde ese momento, en que la Secretaría de Relaciones Exteriores se enteró, se empezó a establecer comunicación con las autoridades estadounidenses.

“La esencia de este acuerdo entre México y Estados Unidos por el caso del general Cienfuegos está fundado en el respeto a nuestras instituciones y en la confianza”, destacó el canciller.

Asimismo, el titular de la SRE dijo que no hay nada oculto en la negociación con Estados Unidos por retirar los cargos.

“Es por tanto una decisión que reconocemos positivamente y que debe dar lugar a que la cooperación se mantenga sobre la base de respeto a la soberanía y a la jurisdicción mexicana; sean delitos, investigarlo, sustentarlo en su caso, debemos ser quien resulte responsable procesando ante la autoridad mexicana”, señaló.

También dio a conocer que el pasado 25 de octubre, se reunió con el embajador Christopher Landau para manifestar la inconformidad sobre la captura, ya que no se informó sobre la investigación en torno al caso, ni se hizo partícipe a México en el intercambio de información.

Y dijo que al siguiente día habló por teléfono con Willliam Barr, fiscal de Estados Unidos, en esos términos y se envió una nota diplomática de extrañamiento por el caso.

Ebrard afirmó que el fiscal de Estados Unidos fue atento y comprendió la postura de México de que, cuando se investigue a un alto funcionario, se tiene que informar y dijo tener confianza en las autoridades mexicanas.

Aunado a ello aseguró que el general Cienfuegos no tiene orden de aprehensión en México, de ahí que su regreso no será en calidad de detenido, ni de extraditado, sino como ciudadano.

Si hay elementos, lo procesará la justicia mexicana

Sin embargo, detalló que de acceder la Jueza a la petición del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el general deberá regresar a México y lo recibirá la Fiscalía General de la República (FGR), que ya cuenta con su propia investigación y, en su momento, si hay elementos, lo procesará la justicia mexicana.