Opiniones Principales

Las letras chicas en las políticas de energías limpias: A propósito de apagones (II y última parte)

Lic. Armando Saucedo Monarque  @saucedomonarque

Los recientes apagones de energía eléctrica que afectaron a parte del territorio nacional, han dado la razón al presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la necesidad y urgencia de una reforma constitucional, para rescatar la soberanía energética de la nación, no más, pero no menos, urgente sí y necesaria también.

No abundaré mucho sobre el tema de la reserva de gas natural en subsuelo de la patria, intocada por los gobiernos neoliberales, que alegaron el bajo costo de importar gas para justificar su falta de inversión para fortalecer la infraestructura que nos permitiera aprovechar este recurso, no obstante que nos dejaron a merced del mercado con todas las consecuencias de ello, como lo sufre actualmente la población de Estado Unidos, Texas en particular, que podemos resumir en carencia y carestía.

Es tan absurda la visión de los neoliberales que se prefirió invertir en un gasoducto que costó 843 mil millones de pesos, en lugar construir con esos recursos la infraestructura energética que nos permitiese aprovechar, explotar, distribuir y comercializar nuestro gas natural que, de haber sido así, hoy estaríamos exportando cuando menos a Texas.

Pese al desastre de instalaciones energéticas que dejaron los gobiernos pasados, es de hacerse notar el tiempo récord con que la industria nacional de las energías, en especial la CFE, lograron restablecer el servicio, y cubrir el faltante en los sectores afectados de la población y eso tiene una explicación: las empresas productivas del Estado PEMEX y CFE brindan un servicio público, en tanto los privados se guían por la ganancia; para ellos no es importante la visión social de la industria energética, sólo la utilidad en base a sus planes de negocios, alejados del servicio público para satisfacer las necesidades de la población.

Pero para comprender mejor esta historia de omisiones y corrupción vale la pena retomar el contenido de la carta que el Ing. Carlos Iván Ayala Bobadilla, Diputado Federal que envió a C.P.C. José de Jesús Ramos Ortiz, Presidente del Consejo Directivo COPARMEX, de Los Mochis, Sinaloa, para comprender mejor esta situación. En ella afirma, entre otros importantes puntos los siguientes:

“Por lo anterior, es preciso subrayar que CFE otorga subsidios a autoabasto y generación de renovables privada en lo relativo a transmisión, respaldo para fuentes de energía intermitentes, así como costos de inversión crecientes (la transición de cada sistema de potencia para manejar una mayor proporción de generación renovable depende de una planeación con criterios técnicos de confiabilidad; dicha transición tiene altos y crecientes costos).”

“Con lo anterior se establece una desventaja para CFE en favor del capital privado para participar en el mercado eléctrico, pues no se toma en cuenta la generación limpia de plantas de CFE existentes antes del 11 de agosto de 2014, por lo que, aun generando energía limpia, dicha paraestatal no puede allegarse los certificados que deberían corresponderle.”

“Es importante resaltar que buscamos el equilibrio en la participación privada, pero es urgente e imperativo actualizar las leyes que no han tenido como resultado beneficios para el usuario final del sector residencial, comercial, pequeño y mediano empresario, alumbrado público. De ahí las protestas que recurrentemente se han venido manifestado contra las tarifas.” Concluye el diputado con los principales aspectos de la reforma energética propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a saber:

Eliminación de condiciones asimétricas de competencia (comercio intrafirma y contratos bilaterales para CFE)

En otras palabras, acabar con la colusión de los privados para aprovechar las ventajas pactadas a favor de  ellos en los contratos de inversión, que aseguran la adquisición preferente de su producción en demérito de CFE.

Modificación en criterios de despacho, para que se evidencien costos reales de generación

Eliminación de la gratuidad en la transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica producida por los privados con costo para CFE y libre de pago a los privados.

Eliminación de subsidios y políticas de que favorecen a unos competidores en detrimento de otro (CFE)

No requiere de mayor explicación este punto, CFE, no tiene por qué subsidiar a los privados.

Trato equitativo para emisión de certificados de energías limpias

Certificados de energías limpias para CFE en los mismos términos y condiciones que los privados, pues no hay razón para que la generación de este tipo de energía por la paraestatal, no se considere como tal con todos los beneficios que esto conlleva.

Revisión de contratos no rentables para la hacienda pública

Son tan absurdos, dañinos y desventajosos para el interés nacional los contratos de los privados que, a la fecha, se pagó a los dueños de los gasoductos, aunque estos no operen por el invierno crudo en el vecino país, pues está pactado que ellos ganan por el solo hecho de estar.

 Eliminación de la simulación inherente al régimen de autobasto

El modelo de autoabastecimiento permite generar sin costo para los socios del negocio privado, sin embargo, en los hechos se abusa de este modelo de negocios porque se disfraza la participación accionaria con participaciones del 1% y de esa forma han podido incluirlos en los beneficios del autoabastecimiento, de tal manera que a partir de una empresa privada de ese sector se incluyen en la misma hasta 7,000 socios en autoabastecimiento, que gozan de todas la ventajas de manera fraudulenta, pues usan la infraestructura de transmisión, administración y comercialización de la CFE, pues hasta se utiliza personal de la paraestatal para la toma y las lecturas de los asociados, así que cuando vea un OXXO, está frente a un socio de una empresa autoabastecida a costa de nuestros impuestos que, en conjunto, esta simulación ha representado pérdidas de 7,500 millones de pesos anuales.

Eso es lo que no dicen los corifeos y los que defienden los adalides de libre empresa y las energías limpias, bola de corruptos.

Notas relacionadas:

Las letras chicas en las políticas de energías limpias (Parte I)

También te puede interesar

Leer más