Alianza con el pueblo

Por Luis Fernando Rodríguez En este 2021 los sonorenses tendremos la oportunidad de elegir gobernador del estado, diputados federales, nuevos alcaldes en los 72 municipios de Sonora y cambiar de raíz nuestra legislatura local. En nuestro estado PRI, PAN y…

Por Luis Fernando Rodríguez

En este 2021 los sonorenses tendremos la oportunidad de elegir gobernador del estado, diputados federales, nuevos alcaldes en los 72 municipios de Sonora y cambiar de raíz nuestra legislatura local.

En nuestro estado PRI, PAN y PRD (PRIANRD) dejaron de aliarse en lo “oscurito” para abrirse de capa y materializar, en una alianza formal, lo que por años acusó nuestro actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de la tan afamada “mafia del poder”.

Esta alianza, que quede claro, no es una alianza de unidad, no es una alianza por Sonora como mañosamente nos las han querido presentar. Lo que en realidad es, o como dirían los jóvenes actuales, “lo que es”, es la más burda aceptación de la lucha por el poder sin escrúpulos, una descarada alianza partidista de dos fuerzas antagónicas, que por años se ofendieron, insultaron y enfrentaron, justificado unirse ahora, por una realidad absurda que sólo ellos ven, o que quieren hacer creer a la ciudadanía, para poder justificar esta aberrante asociación delictiva.

Hablan de aliarse para frenar a Morena y al presidente López Obrador, acusando a la actual administración de ser un desastre, de no poder, por ejemplo, frenar en tan sólo 2 años, la alarmante inseguridad que actualmente se vive en nuestro país, dejando, astutamente a un lado, sólo por citar los últimos 12 años de las administraciones del PAN y PRI, el terror que se vivió por una guerra fallida en contra del narcotráfico que dejo miles de muertos regados por todo México, carcomió las instituciones dejando infiltrar al narco a sus más altos niveles y subyugó al país en territorios dominados por la mafia y los “mañosos”.

Hablan de un desastre económico sin reconocer que el dólar, la inversión extranjera y la mayoría de las variables macroeconómicas se han mantenido estables, la deuda está controlada y, dentro de las circunstancias actuales de crisis mundial, originada por el COVID19, la caída del PIB ha sido moderada y el mercado interno no ha perdido dinamismo y potencialidad, muy diferente a cuando había un cambio de administración de PRI a PRI, con aberrantes crisis económicas como las de los años 70´, 80´ y 90´s.

Hablan de un pésimo manejo a la pandemia, cuando en términos reales, el número de infectados y decesos es mucho menor a países europeos e incluso nuestro poderoso vecino del norte; cuando tenemos un plan estratégico de vacunación, por etapas, privilegiando primero a los más vulnerables.

La verdadera realidad es que la unión del PRIANRD no tiene justificación alguna, lo que verdaderamente los une es más claro que el agua, y no es un “Va por Sonora”, es un va por conservar sus privilegios económicos, un va por seguir utilizando al gobierno y al estado a favor de unas cuantas familias encumbradas y de sus más mezquinos intereses.

Por el contrario, la alianza que Morena está obligada a hacer, es una alianza con los campesinos, obreros y la clase trabajadora de Sonora, con los comerciantes, profesionistas e industriales del estado. Morena está obligado a hacer una alianza con los pobres, la clase media y también con los ricos. Con las mujeres, los jóvenes, los estudiantes y los desempleados. Debemos hacer una alianza con el pueblo, con la gente más ofendida por esta élite gubernamental, que ha sumido al estado, sólo en comparativa con estados fronterizos, en un atraso del crecimiento económico, infraestructura para el desarrollo, inseguridad, corrupción y en general, depresión generalizada.

Como lo ha mencionado Alfonso Durazo Montaño, próximo gobernador de Sonora por Morena, debemos de extirpar de raíz a esta élite dominante, que lleva más de 30 años en el poder de nuestro estado. Debemos de decir, como sonorenses, ¡ya basta!

Y como Morena, estamos obligados presentar una propuesta de cambio radical al orden jurídico, a las instituciones, medidas eficientes para el combate a la corrupción. Estamos obligados a presentar propuestas innovadoras para impulsar el crecimiento económico, la generación de empleos y la inversión. Tenemos que darle la seguridad a los sonorenses de que habremos de hacer un gobierno austero y eficaz, donde se disminuya la burocracia. Tenemos que garantizar medidas que contribuyan a mitigar los estragos de esta crisis mundial apoyando a las micro y pequeñas empresas y a los comerciantes.  En resumen, como debemos presentar la mejor propuesta de gobierno.

*El autor es Mtro. en Asuntos Internacionales por la Universidad de Columbia, ha sido Diputado Federal y ocupado varios puestos en la Administración Pública Estatal y Federal. Miembro de MORENA.