Beatriz Aldaco: Punta de lanza de la intelectualidad de nuevo tipo

Por Alejandro Rozado Debido a su certera artillería literaria crítica, nuestra tenaz amiga Beatriz Aldaco ha sido leída y mencionada públicamente por el Presidente Andrés Manuel como una de las mejores escritoras actuales. Sin duda lo es desde hace mucho…

Por Alejandro Rozado

Debido a su certera artillería literaria crítica, nuestra tenaz amiga Beatriz Aldaco ha sido leída y mencionada públicamente por el Presidente Andrés Manuel como una de las mejores escritoras actuales. Sin duda lo es desde hace mucho tiempo. Lo notable -y motivo de celebración por la banda chairo feisbuquera- es que dicha referencia presidencial refleja el surgimiento y empuje de una intelectualidad diferente de la cual Aldaco no sólo es digna representante: ella es, ni más ni menos, que la punta de lanza de un movimiento orgánico de pensadores que se deben a la 4T en cuerpo y alma, autodidactas por excelencia y sin necesidad de financiamientos públicos, universitarios o de becas culturales para pensar con mente propia.

Además de que Beatriz es una profunda conocedora de la literatura universal y de tener en su haber libros como “Atrabiliario” o “Efraínimos, villaurrutios y otras estampidas”, sus resúmenes de Las Mañaneras que nos obsequia con regularidad admirable son ya un precedente de divulgación política invaluable. Y no digamos sus puntillosos debates contra la ideología de los intelectuales de la mal llamada “transición democrática” (como Krauze, Aguilar Camín, Sheridan o Woldenberg) que publica ardientemente en medios alternativos; artículos que son verdaderos obuses de esta guerra ideológica que van a caer en el centro del “Think Tank” del neoliberalismo mexicano.

¡Bravo por Beatriz! Te leemos y te necesitamos todos los días.

Notas relacionadas:

Beatriz Aldaco, de las mejores escritoras de México: Presidente López Obrador

Suave matria. No es perrada, es pueblo informado, don José (Woldenberg)

Suave matria. José Woldenberg y su definición dogmática de la democracia