Célida López, una guerrera por la defensa de la democracia en Hermosillo

Es preciso “transparentar esta elección, ya que es un legado para nuestra ciudad. La democracia se defiende y se fortalece. Nadie por encima de la ley”, dijo la alcaldesa con licencia   Por Carlos Germán Palafox Moyers Sin duda, Célida…

Es preciso “transparentar esta elección, ya que es un legado para nuestra ciudad. La democracia se defiende y se fortalece. Nadie por encima de la ley”, dijo la alcaldesa con licencia

 

Por Carlos Germán Palafox Moyers

Sin duda, Célida es una gran guerrera y no cesará hasta llegar al último proceso donde se dirima la situación por la que atraviesa el proceso electoral en el municipio de Hermosillo.

El miércoles 16 de junio presentó, en tiempo y forma, el recurso en defensa de la transparencia del proceso electoral. Busca, señaló en varios foros, darle certeza jurídica y legalidad al voto libre de la gente, con el claro objetivo de defender la democracia y, con ese espíritu, acudió a los tribunales electorales. Así, el recurso interpuesto integra agravios al proceso electoral y da a los magistrados del Tribunal Electoral elementos suficientes para su estudio y valoración.

La hipótesis central es que el proceso estuvo contaminado por las sucias prácticas de la alianza “Va por Sonora”; además, se presentarán las pruebas de lo que considera son una serie de faltas y omisiones en las casillas de votación y el proceso de cómputo ante el Instituto Estatal Electoral (IEE).

El candidato de la alianza “Va por Sonora” recibió un total de 106 mil 126 votos a su favor, lo que representa 37.89% de todos los sufragios emitidos; mientras tanto, la candidata de Morena acumuló 102 mil sufragios, es decir, 36.36% del total, que asciende a 280 mil 90 votos que se contabilizaron para la Presidencia Municipal de Hermosillo. Sin embargo, los votos anulados superan los 6 mil sufragios. En caso de que se detecten, las faltas u omisiones, pueden llevar a la anulación, desde una casilla hasta de la elección completa.

Según establece la normatividad en la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, el cómputo final de los votos es definitivo siempre y cuando no se presente una impugnación, para lo cual se tienen cuatro días para presentar el recurso después de la entrega de la constancia, volviéndose después válido, definitivo e inatacable. Es esta normatividad que toma como punto de partida la alcaldesa con licencia, Célida López Cárdenas.

Para algunos especialistas en la materia, en el caso de las elecciones por la Presidencia Municipal de Hermosillo, la impugnación es la denominada “reclamos individualizados” de las casillas, en lugar de un “reclamo generalizado de la elección”, por lo que las faltas u omisiones que se investigan sólo afectarían los conteos de ciertas casillas y no apuntan a reconsiderar el proceso completo.

La ruta a seguir

El primer nivel son los Institutos Estatales Electorales de cada estado. Reciben los recursos de impugnación, los cuales son turnados al Tribunal Estatal Electoral para consideración y análisis de las pruebas; a partir de ahí, y de confirmarse las faltas denunciadas, los resultados de la elección pueden ser modificados o anulados.

Una vez que el Tribunal Estatal Electoral emite su sentencia, ésta todavía puede ser llevada a las autoridades federales para continuar con el proceso. En caso de que las partes involucradas no estén de acuerdo con el resultado, la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) será la se encargue de evaluar el recurso de impugnación.

De acuerdo con Darbé López Mendívil, representante de Morena ante el IEE en Sonora, se investigan más de 40 incidencias, las cuales van desde cambios de los funcionarios de casilla hasta posibles votaciones extraoficiales en las casillas especiales.

Además, precisó que “hay diversas irregularidades, muchas tienen que ver con votos de más en determinadas urnas y, por otro lado, boletas entregadas de más”, señaló en entrevista con El Sol de Hermosillo.

Otras de las fallas detectadas son las discrepancias en las primeras actas de control y cómputo que fueron entregadas inicialmente el día de la elección, las cuales fueron modificadas posteriormente en el proceso de conteo de votos.

Habría que añadir las irregularidades en algunas de las mesas de trabajo de la sesión de cómputo, las cuales obligan a pensar que, de haberse revisado las que faltaron, más otras que supuestamente se revisaron y que al parecer solamente pasaron por un cotejo simple, se podrían revertir los resultados.

Célida López seguramente presentará la impugnación en la Sala Regional del TEPJF, con sede en Guadalajara, a la que le corresponderá tomar el caso, en el escenario de que se quiera continuar con el proceso a nivel federal, por medio de un juicio para la protección político-electoral del ciudadano, como se le conoce cuando es un candidato quien presenta la impugnación.

Es importante señalar que después de estas dos instancias queda otra última oportunidad para el cuestionamiento de los resultados de la elección para la alcaldía de Hermosillo: la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, a la cual se acude cuando hay inconformidad con los veredictos emitidos por los dos tribunales anteriores.

Sin duda la jugada de la alianza “Va por Sonora” fue diseñar una micro operación fraudulenta en ciertas áreas urbanas de la ciudad, modelo que no se puede implementar a nivel estatal, dirigida a varias cabezas centrales de Morena entre ellas la de Célida López, Armando Moreno Soto, Alma Limón y Wendy Briceño, con el objetivo de asestar un gran golpe y llevarse la corona del Estado, utilizando todos, pero todos los medios posibles, como los señalados párrafos arriba.

Dentro de la estrategia del candidato de la alianza “Va por Sonora” se encuentra el insistir en que es el único “ganador” y que por el bien de la ciudadanía hay que aceptar los resultados y, sobre todo, señala, agilizar el proceso de entrega-recepción solicitado por un grupo de “ciudadanos” interesados en las mejoras en la ciudad.

Por otra parte, está la propuesta del gobernador electo de Sonora, Dr. Alfonso Durazo, de que se abran el total de las urnas, ya que con la apertura del 50% se redujo más de la mitad la diferencia respecto al “ganador” y respalda la iniciativa de Célida para llevar el caso a una instancia superior con el fin de revisar y, si hay dudas, lograr la apertura de todas las casillas, lo cual, de ninguna manera, es una pretensión fuera de lugar, señaló enfáticamente.

Por ello compartimos lo planteado por Célida López, en cuanto a que es muy importante “transparentar esta elección, ya que es un legado para nuestra ciudad. La democracia se defiende y se fortalece. Nadie por encima de la ley”.

Todo parece indicar que se avecina un proceso de largo aliento de pronósticos reservados, promovido por la guerrera Célida López.

* Docente-Investigador del Departamento de Economía de la Universidad de Sonora y presidente del Observatorio Ciudadano de Convivencia y Seguridad del Estado de Sonora. Correo institucional german.palafox@unison.mx