La dimensión emocional de la pensión universal a adultos mayores

Por Beatriz Aldaco Todavía no se evalúa la dimensión emocional de los programas sociales; en particular, de la pensión a adultos mayores. ¿Podemos imaginar la tranquilidad (poca o mucha, pero al fin tranquilidad) que proporciona a los adultos mayores más…

Por Beatriz Aldaco

Todavía no se evalúa la dimensión emocional de los programas sociales; en particular, de la pensión a adultos mayores.
¿Podemos imaginar la tranquilidad (poca o mucha, pero al fin tranquilidad) que proporciona a los adultos mayores más desprotegidos el saber que, en el peor de los casos (que se encuentran sin ingresos, sin apoyo familiar, sin posibilidad de trabajar), tienen asegurada una cantidad de dinero que les permitirá por lo menos comer y resolver otras necesidades elementales? Esto que escribo en futuro ya comenzó, es una realidad en nuestro país gracias a la Cuarta Transformación.
Manifiestos su egoísmo, individualismo, clasismo, racismo, a la oposición y a sus intelectuales les es imposible valorar o por lo menos reparar en esto, y no aprenden; podrían hacerlo únicamente trocando su naturaleza humana. Pero así de mal les seguirá yendo.
(La pensión a adultos mayores se incrementará gradualmente hasta llegar al doble a inicios de 2024).