Las vacunas, un problema de salud pública

Por Lic. Armando Saucedo Monarque   @saucedomonarque Prácticamente se les acabó el reguero de pólvora a la insana oposición en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sobre el tema de la administración de las vacunas en contra de la…

Por Lic. Armando Saucedo Monarque   @saucedomonarque

Prácticamente se les acabó el reguero de pólvora a la insana oposición en contra del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sobre el tema de la administración de las vacunas en contra de la infección del virus SAR CoV 2 y sus variantes que, dicho sea de paso, se ha desarrollado e implementado en forma afortunada como política pública de la cuarta transformación para atenuar este problema de salud pública; explico por qué:

Al estar cerca el desarrollo de una vacuna para prevenir el Covid 19, en el pasado próximo inmediato, la oposición todavía dispersa empezó una campaña de noticias falsas en contra de los esfuerzos del gobierno mexicano para acceder a las vacunas en producción, que llevaban a cabo las principales empresas farmacéuticas en el mercado global de medicamento, en donde imperan las reglas del mercado sobre las de la salud pública, es decir, en donde por cierto el poder económico determina en gran medida el acceso a este recurso de salud y vida.

Mostrando una supina ignorancia de la investigación, producción y patente de las vacunas a nivel mundial y nacional la clase política, empresarial y los gobernadores emanados de los partidos de oposición pretendieron disputarle al gobierno la adquisición y distribución de las vacunas, pero rápidamente se encontraron en un callejón sin salida porque tener vacunas disponibles no es cuestión de ganas, sino de eficacia en la gestión, demasiado tarde pretendieron ingresar a la puja mundial de los biológicos demostrando que frente a la pandemia se quedaron cortos y rezagados y que su verdadero afán era y es entorpecer los esfuerzos del gobierno mexicano para proveer, en la medida de lo posible, este remedio a los más necesitados bajo el principio de primero los pobres.

Un vez que los personeros del pasado se percataron de que por su cuenta no iban a poder adquirir de inmediato ninguna vacuna, modificaron el tiro de sus falsas noticias y reclamaron ser ellos, la empresa y los gobiernos locales quienes mejor podían aplicar las vacunas bajo una mirada local fuera de contexto mundial, reclamo que no prosperó como crítica al gobierno, ante la eficacia del programa implementado por el gobierno federal, del cual, por sus resultados, hasta los críticos se dicen satisfechos a lo largo y ancho del país.

¿Pero qué fue lo que pasó en realidad?

En forma previsora el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, inició gestiones ante gobiernos, farmacéuticas y organismos internacionales, como el Covax, instrumento para fomentar el uso equilibrado y accesible de la vacuna a todos los países miembros, para logra establecer compromisos de acceso a la vacuna invirtiendo los recursos que el gobierno de México ha logrado capitalizar con sus políticas de austeridad republicana y en contra de la corrupción, pues se ha diferenciado de otros gobiernos, no se ha endeudado para tal fin, como lo han pedido los que en el pasado hicieron las cosas diferentes en su propio beneficio.

Además, el gobierno federal, mediante un programa interinstitucional implementado a través de la Secretaría de Salud como organismo rector, diseñó y está implementando el plan nacional de vacunación que a la fecha ha permitido que todos los adultos mayores de 60 años se encuentren vacunados, lo mismo que el personal médico de las instituciones públicas que están en la primera línea de la lucha en contra del Covid 19, seguidos del magisterio y próximamente los adultos mayores de más de 50 años, en una tarea que seguramente llevará hasta el año 2022, para vacunar a toda la población joven adulta y adolescente, pero que a la fecha ha bajado la presión de la ocupación hospitalaria y las lamentables defunciones.

Esto ha permitido que México este dentro de los diez países con mayor número de vacunas aplicadas (26,058,671 de dosis aplicadas www.arcgis.com/apps) y haber favorecido a un amplio segmento de la sociedad, se dice fácil, hacerlo es lo difícil, sí nos ubicamos en la problemática de acaparamiento y perspectiva mundial de la pandemia y tomando en cuenta que, en algunos países, está lejana la posibilidad de hacerlo, como dijimos en otro artículo, gracias a las reglas y el imperio del mercado sobre la salud.

En Sonora, la delegación estatal de la Secretaría de Bienestar ha logrado sortear las vicisitudes de la geografía estatal para cumplir su cometido en el terreno del programa nacional de vacunación, no es cosa menor, somos uno de los estados más grandes y con mayor diversidad topográfica, pero aquí estamos cumpliendo el reto con la sociedad, nada más aliciente para los que apoyamos a este gobierno que ver la cara de satisfacción y bienestar de quienes han recibido el biológico, no cabe duda vacuna mata grilla barata y falsas noticias.

Por eso, en este contexto de turbiedad electoral, vale la pena detenerse que a los de ayer les conviene olvidar porque las vacunas son un logro del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sobre esta reflexión repito, se dice fácil, hacerlo es lo complicado y se está haciendo como se hará en todos los problemas y ámbitos de nuestra región en otros rubros, si logramos que la cuarta transformación llegue a Sonora.