Pobreza en Sonora

Por Carlos Germán Palafox Moyers Una de las grandes asignaturas pendiente del actual gobierno de Claudia Pavlovich, 2015-2021, fue el de no contar con una política integral que abordara el fenómeno de la pobreza en Sonora. El Plan Estatal de…

Por Carlos Germán Palafox Moyers

Una de las grandes asignaturas pendiente del actual gobierno de Claudia Pavlovich, 2015-2021, fue el de no contar con una política integral que abordara el fenómeno de la pobreza en Sonora.

El Plan Estatal de Desarrollo no consideró un enfoque de desarrollo regional y política social que se centrara en el combate a la pobreza en el estado. El problema de la pobreza en Sonora se abordó de una manera marginal y con una política social tradicional, que consistía en la entrega de despensas alimentaria y, en algunos casos, de entrega de sacos de cemento y láminas a los sectores más vulnerables de la sociedad sonorense. En esta dimensión está muy alejado de la política social que impulsa el gobierno del presidente López Obrador sustentada en “primeros los pobres” y de que “no se abandona a los que tienen más posibilidades”, sino que se da “preferencia a los más necesitados”.

El estado de Sonora es considerado como un estado donde abunda el empleo, los altos ingresos, las grandes oportunidades para hacer riqueza y poco se habla sobre la pobreza en que se encuentra vastos sectores de la sociedad. Por ello es importante abordar el informe de pobreza y evaluación 2020 que presenta el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

Desde el año 2008 hasta la fecha nuestro país cuenta con un sistema de medición multidimensional de la pobreza, que le ha permitido contar con un panorama más preciso del desempeño de la política de desarrollo social a nivel federal, estatal y municipal.

En ese período se han observado resultados mixtos en cuanto a la reducción de los porcentajes de pobreza en el país. Así, en la dimensión de los derechos sociales, se observa un avance en la cobertura de servicios básicos como educación, salud, vivienda y seguridad social; mientras que en la dimensión de bienestar económico (medido a partir del ingreso de las personas), se ha observado un comportamiento fluctuante, el cual se vio afectado por la crisis financiera de 2008-2009,  sin embargo, tuvo un periodo de recuperación comprendido entre 2014-2018. Este documento no considera el impacto de la pandemia en el 2020 en las dos dimensiones señaladas.

En los estados el panorama es heterogéneo, porque depende de su contexto social, económico y demográfico. Esto también plantea retos diferenciados para quienes toman decisiones sobre las política sociales de estados y  municipios.

Para medir la pobreza, el CONEVAL parte de dos enfoques de análisis: el de bienestar económico y el de derechos sociales y, a partir de ellos, es posible determinar las siguientes categorías:

Se considera en pobreza a la población con al menos una carencia social e ingreso inferior al valor de la línea de pobreza por ingresos y que se refiere al valor total de la canasta alimentaria y de la canasta no alimentaria por persona al mes.

Se considera en pobreza moderada a la población que, a pesar de estar en situación de pobreza, no cae en la categoría de pobreza extrema. La incidencia de pobreza moderada se obtiene al calcular la diferencia entre la incidencia de la población en pobreza, menos la de la población en pobreza extrema.

Se considera en pobreza extrema a la población con tres o más carencias sociales e ingreso inferior al valor de la línea de pobreza extrema por ingresos, antes línea de bienestar mínimo que se refiere al valor de la canasta alimentaria por persona al mes.

Pobreza en Sonora

El 28.2% de la población sonorense vivía, en 2018, en situación de pobreza, es decir, 863,000 personas, aproximadamente, según los resultados de Coneval. De ese universo, el 25.6% (cerca de 782,400 personas) estaba en situación de pobreza moderada, mientras que el 2.6% de la población se encontraba en situación de pobreza extrema (alrededor de 80,600 personas).

En 2018 el porcentaje de población vulnerable por carencias sociales en Sonora fue de 30.1%, es decir, 921,300 personas presentaron al menos una carencia. Al mismo tiempo, 8.7% de la población total era vulnerable por ingresos, lo que significa que alrededor de 267,100 personas no tenían los ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas. Finalmente, la población no pobre y no vulnerable de la entidad federativa representó el 33.0%, aproximadamente 1,010,500 personas.

En la siguiente figura 2 presenta el porcentaje de la población en pobreza, pobreza moderada, población vulnerable por carencia social, por ingresos y la población no pobre y no vulnerables de Sonora.

 Evolución de la pobreza en Sonora

De 2008 al 2018, la pobreza en Sonora se incrementó 1.1 % al pasar de 27.1% a 28.2%. Esto se traduce en cerca de 146,100 personas más en esta situación en un plazo de diez años. En contraste, la pobreza a nivel nacional se redujo 2.4 puntos porcentuales en este periodo, al pasar de 44.4% a 41.9%. Es importante considerar que, de 2008 a 2014, la pobreza a nivel nacional aumentó 1.8 puntos porcentuales como efecto de la crisis financiera de 2008-2009 y la volatilidad de los precios de los alimentos y entre 2014 y 2018 fue que la pobreza empezó a disminuir debido a una reducción importante en la inflación.

De 2008 a 2018, la pobreza extrema en el estado se redujo en 1.7 puntos porcentuales al pasar de 4.4% a 2.6%. En términos absolutos, esto significa que hubo alrededor de 34,500 personas menos en pobreza extrema.

En el período 2016-2018, correspondiente al período del gobierno actual, la pobreza, la pobreza moderada y pobreza extrema se incrementaron en 0.30%, 0.30% y 0.10%, respectivamente. Es importante señalar que en este período la economía alcanzó un ritmo de crecimiento aceptable de 4.5%, 2.5% y 2.4% en los años 2016, 2017 y 2018, sin embargo, aumentó la pobreza, la pobreza moderada y la extrema. Este período muestra que puede haber crecimiento en el estado y, por otro lado, incrementarse la desigualdad en la sociedad.

En cuanto al porcentaje de personas vulnerables por carencias sociales (las personas con un ingreso superior a la línea de pobreza por ingresos, pero con una o más carencias) se redujo 8.6%, al pasar de 38.7% en 2008 a 30.1% en 2018. En términos absolutos, hubo aproximadamente 100,600 personas menos en esta situación. Sin embargo, en el período 2016-2018 la reducción de personas vulnerables por carencias sociales fue de 0.80%

La población vulnerable por ingresos (personas que no tienen ninguna carencia, pero cuyo ingreso es igual o inferior a la línea de pobreza por ingresos) creció 4.5%, al situarse en 8.7% en 2018, después de que en 2008 el porcentaje era de 4.3%. Desde 2008 hasta 2018, cerca de 154,500 personas más se encuentran en esta situación. En el período 2016-2018 la población vulnerable por ingreso se incrementó en 0.50 %. En el siguiente cuadro se ve la evolución de la pobreza en el período 2008-2018 en el estado de Sonora.

El análisis de los datos permite concluir que en período 2008 -2018 la pobreza moderada en Sonora aumentó en porcentaje como el número de personas; en el caso de la pobreza extrema, así como la vulnerabilidad por carencias sociales presentaron disminuciones en porcentajes y personas; los vulnerables por ingresos se incrementaron en porcentajes como de personas.

Sin embargo, si el análisis se realiza en los tres años del gobierno de Claudia Pavlovich todas las variables presentan aumentos, tanto en porcentajes como de personas lo que demuestra que no se diseñó una política desarrollo social, que tuviera como hilo conductor el acceso efectivo a los derechos sociales y la igualdad de oportunidades entre los diferentes grupos poblacionales en Sonora.

El tema de la pobreza en Sonora nunca fue prioritario para el actual gobierno. Más aún de todos los candidatos a la gubernatura de Sonora, quien trae en su agenda como tema prioritario, el de la pobreza en Sonora, es el Dr. Alfonso Durazo bajo el eje de su propuesta primeros los pobres en Sonora. Ya es hora que en Sonora llegue un gobierno que priorice “primero los pobres” por justicia social e histórica.

*Docente e investigador del Departamento de Economía de la Universidad de Sonora y Presidente del Observatorio Ciudadano de Seguridad y Convivencia del Estado de Sonora. Correo institucional: german.palafox@unison.mx